14 jul. 2009

Personajes


En mitad de la batalla el cielo se volvió rojo y un aullido horroroso resonó en los campos. De súbito una sombra de extraños pájaros apareció como parida de las nubes, transportando entre sus garras a un guerrero negro que se retorcía esquivando flechas y lanzas. Como una exhalación atravesó las últimas filas defensivas del campo de batalla y con un arco maldito disparó una sola flecha al pecho del Rey.

No hay comentarios: